intranet
buscador

EDITORIAL APTA.com No 12

La escasez de políticas públicas para el sector aeronáutico

cartel_prensa

Nadie puede negar que la campaña presidencial hasta ahora fue pobre en materia de propuestas de gobierno, con objetivos y medios para alcanzarlos. Por eso no debe extrañarnos que dos cuestiones que a pesar de estar instaladas en el debate social desde hace casi 25 años, fueron apenas mencionadas en las programas de todos los candidatos: qué hacer y cómo, con las políticas públicas de nuestro sistema de transporte aerocomercial y con la industria aeronáutica argentina cuyos exponentes principales son Aerolíneas Argentinas y Austral y la fábrica de aviones Fadea SA en Córdoba, respectivamente.

Tanto el sistema de transporte aerocomercial como la industria del sector enfrentan graves problemas de administración y supervivencia desde su privatización a manos de empresas extranjeras a inicios de los 90 y luego con su reestatización. Sus males fueron el vaciamiento y la administración fraudulenta primero y, después, subsidios siderales e insostenibles, aunado esto a la falta de inversiones –materiales y humanas- en las áreas técnicas de las compañías aéreas. Sumemos también la parálisis productiva de la fábrica aeronáutica, que apenas pudo hacer un prototipo de entrenamiento dos veces anunciado en cuatro años.

Argentina con 2.800.000 km2, el octavo territorio mundial, un millón de km2 más si se suma el área antártica, es forzosamente un país aerodependiente tanto de la aviación comercial como de la militar. Por lo tanto es indispensable una línea aérea de bandera para estructurar una política aerocomercial.

Países mucho más pequeños la tienen. Hoy viajar en avión no es “cosa de ricos”. Los viajes han proliferado en todo el mundo y se usa el avión masivamente. La carga aérea nacional e internacional, rentable y estratégica para el desarrollo económico, debería ser hecha por Aerolíneas Argentinas que es nuestra aerolínea de bandera. La aviación militar nacional demanda también todo tipo de aeronaves para múltiples propósitos de entrenamiento y defensa.

Un país con esas exigencias necesita una industria aeronáutica poderosa que las satisfaga, con competitividad también para exportar, incluyendo el mantenimiento y la reparación aeronáutica, e involucrando a Aerolíneas, Austral y Fadea, así como a otras empresas aerocomerciales menores y los aerotalleres. De esta manera se generará empleo productivo argentino (anualmente se reciben cientos de jóvenes técnicos en escuelas especializadas), se impulsará el desarrollo tecnológico nacional, se ahorrarán cuantiosas erogaciones en divisas y, se ganará en independencia económica y política

Argentina lo puede hacer al igual que lo han hecho otros países. Todo depende de que las empresas estatales o privadas (ambos modelos fracasaron en las últimas dos décadas) junto con los entes de control Estatal sean conducidos por funcionarios idóneos y honrados, además de instrumentar políticas públicas aerocomerciales y aeronáuticas que a largo plazo se transformen en políticas de Estado.

Alguna vez lo hicimos. Basta con recordar la visión de Jorge Newbery, hace 100 años, al fundar la Escuela Militar de Aviación, antecedente de nuestra Fuerza Aérea; o Marcelo T de Alvear, en 1927, al fundar la Fábrica Militar de Aviones en Córdoba (hoy Fadea SA.). Y por supuesto, Juan Domingo Perón, en 1950, al fusionar cuatro empresas y crear Aerolíneas Argentinas.

La Argentina debe refundar su complejo industrial aeronáutico civil y militar mediante un plan maestro basado en el transporte aéreo, nuestro poder aeroespacial, y la fabricación y mantenimiento aeronáutico. En un país como el nuestro hacerlo no es una opción, es una necesidad para ser Nación.

Los dos candidatos presidenciales que se enfrentarán en esta segunda vuelta deben tener un proyecto de políticas públicas sobre ello. Su obligación es hacerlo público y abrir el debate, para que el soberano sepa elegir.

Ricardo Cirielli

Secretario General


D'Onofrio 158 - (1702) Ciudadela - Buenos Aires - Argentina, Teléfono: +54 011 4653 3016/19
aviones@aviones.com
cartel_apta