intranet
buscador

Una Nueva Mentalidad Empresaria: LAS AEROLINEAS"VIRTUALES"

Los profundos cambios producidos a causa de los procesos de privatización y desregulación aérea en el mundo, y particularmente en nuestro país, han provocado el surgimiento de una nueva mentalidad empresaria, totalmente contrastante con la que caracterizó a la actividad aerocomercial desde sus orígenes. Empeorada en muchos casos por audaces empresarios provenientes de otro tipo de negocios, que se han incorporado a la aviación comercial sin experiencia previa, produciendo resultados nefastos para su normal funcionamiento.

Este cambio de mentalidad dio paso a una nueva generación de transportadoras aéreas de tarifa reducida, conocidas como "Aerolíneas Virtuales", porque cuentan con una estructura visible mínima y la mayor parte de sus funciones, incluidas el mantenimiento y reparación de aeronaves y equipos, y la capacitación de Técnicos y Pilotos, se realizan contratando servicios de terceros.

Este tipo de organización empresaria escapa a las posibilidades de vigilancia para las que han sido concebidos los entes gubernamentales de control de la aeronavegabilidad. Es así que cuando un inspector (DNA, FAA, JAA, etc.)* realiza una verificación de estos operadores aéreos, es poco lo que puede constatar y analizar, ya que la mayoría de las tareas consideradas críticas para garantizar aeronaves seguras, son realizadas fuera del ámbito empresario, e incluso, en muchos casos, fuera del país y por personas no vinculadas con la compañía aérea. Esto indica claramente que la globalización ha alcanzado a los mercados, pero no así a los organismos gubernamentales de contralor. Por ello, resulta muy dificultosa la tarea de verificación de un proceso de mantenimiento aeronáutico que ocupa mano de obra e infraestructura de distintos países. Así, con la tercerización de los trabajos técnicos - en la búsqueda constante de la reducción presupuestaria -, se incurre en el error de elegir los servicios de mantenimiento y reparación por su menor costo y no por la calidad del trabajo.

Incluso ha habido denuncias, que en muchas empresas del tipo virtual la capacitación debe ser paga por el empleado. Quedando la instrucción fuera de la responsabilidad y control de la empresa, y librada únicamente al criterio y posibilidades económicas del aspirante.

A partir de los cambios organizacionales mencionados, la reducción de costos ha resultado llamativamente sustancial, y ha reportado un incremento en los márgenes de ganancia que no condicen con los históricamente obtenidos por las empresas más importantes del mundo. A pesar, que éstas desde el comienzo de la DESREGULACION a mediados de la década del 70, fueron las primeras en ajustar su organización, tercerizar y bajar los estándares de exigencia, en cuanto a mantenimiento y reparación. Es así, que mientras transportadoras de primera línea manejan márgenes de ganancia que rondan el 5% o 6% anual, las Aerolíneas Virtuales alcanzan un 15% anual o más de rentabilidad. Estas cifras son sumamente preocupantes, ya que las empresas de primer nivel cuentan con un desarrollo tecnológico y un prestigio comercial, que les puede permitir lograr la adecuada rentabilidad para operar obteniendo ganancias.

La alarmante pregunta que se desprende es: ¿cuáles son los factores que contribuyen a esta diferencia de ingresos tan importante (10%) en los márgenes de ganancia?. ¿Será lograda por la reducción de los costos en mantenimiento y capacitación; el uso de repuestos falsos; la contratación de talleres no certificados; y el pago de bajos salarios?.

De continuar la tendencia, el futuro del mercado aerocomercial pareciera estar representado patéticamente por este tipo de Aerolíneas Virtuales. La razón principal es la insostenible competencia que éstas empresas representan para el resto, ya que quienes invierten en forma correcta en mantenimiento, instrucción y soporte técnico, se ven compelidos a precarizar estos rubros, para poder reducir sus costos y continuar siendo competitivos.

Los organismos de control gubernamental nacionales e internacionales, deberían ajustar los métodos de inspección, para monitorear constantemente esta nueva generación de transportadoras aéreas.

La mayor evidencia que confirma esta aseveración, es la grave crisis de credibilidad y la reestructuración que hoy padece el principal organismo de contralor aerocomercial reconocido mundialmente, la Federal Aviation Administration (FAA) dependiente del Ministerio de Transporte de los Estados Unidos. Esta crisis que se desencadena con el accidente fatal sufrido por el Vuelo 592 de ValuJet, que se estrelló en la zona pantanosa de Everglades (Miami, 11/ 5 / 96), ha generado un profundo debate en la sociedad y el gobierno estadounidense sobre la seguridad aérea; y ha despertado también la atención de toda la aviación comercial mundial - a los efectos de seguir sus mismos pasos-, respecto de las resoluciones que se adopten en el futuro para garantizar dicha seguridad dentro de los Estados Unidos. Temas éstos, que se analizarán más adelante en el presente informe.

Nadie duda de la eficacia demostrada por la FAA desde sus orígenes, pero cabe preguntarse para qué tipo de aerolíneas fue concebida. Las compañías aéreas nacidas antes de la desregulación fueron empresas que en todos los casos contaban con una estructura organizativa estable y físicamente fácil de controlar. Todos los trabajos se hacían en casa y con personal propio.

Si sumamos a ésto, que los cambios ocurridos en el mundo entero respecto de políticas económicas han apuntado a reducir todo gasto público, los organismos gubernamentales en lugar de mejorar su estructura organizativa de vigilancia debieron disminuirla, y en consecuencia debilitarla peligrosamente. Lo cual ya está siendo rectificado en los Estados Unidos (luego de centenares de accidentes y miles de vidas humanas perdidas), reforzando el presupuesto de la FAA y aumentando inicialmente en medio millar más su plantel de agentes.

Nuestro país no escapa a este proceso, al contrario, se ve mucho más afectado, ya que el paso abrupto de una política económica de neto control estatal a una del tipo neoliberal desenfrenado, ha provocado cambios drásticos en la administración del Estado, muy difíciles de asimilar. Principalmente, como consecuencia de los graves recortes presupuestarios que han sufrido y sufren los entes gubernamentales de contralor, tanto en sus infraestructuras como en sus planteles profesionales.?

* DNA Dirección Nacional de Aeronavegabilidad (dependiente de la Fuerza Aérea Argentina) FAA: Federal Aviation Administration (dependiente del Departamento de Transporte de EE.UU) JAA: Joint Aviation Authorities (organismo de control aéreo de la Comunidad Económica Europea)

D'Onofrio 158 - (1702) Ciudadela - Buenos Aires - Argentina - Teléfono: +54 011 4653 3016/19
aviones@aviones.com
pie_linea
cartel_apta