intranet
buscador

24 DE JULIO DE 2012
LA TRÁGICA EXPLOSIÓN DE FADEA S.A. EN CÓRDOBA, FUE PRODUCTO DE LA CORRUPCIÓN, LA MENTIRA Y LA INCOMPETENCIA.

La explosión del tubo de un compresor utilizado en el taller de mantenimiento de aviones Fokker, en momentos en que se hallaba presurizando dicho tubo a aproximadamente 450 libras (el tubo trabaja con un valor de 400 libras), produciendo heridas gravísimas al técnico que lo manipulaba, NO fue un accidente, Sino una negligencia producto de la falta de capacitación y experiencia, por parte de quien realizaba la tarea, imputable totalmente a FADEA SA.

Ese trabajo no debería ser realizado por un Ingeniero electrónico y se debió realizar en otro lugar de la fábrica (taller experimental), que si reúne las condiciones de seguridad para probar primero el Tubo de un compresor. Como así también, contar los trabajadores con los implementos de seguridad, manuales y cursos habilitantes para efectuar ese mantenimiento. Al tubo que estalló al ser presurizado, se le debió hacer una prueba hidráulica previa que nunca se hizo. En la prueba de “control de corte” de presurización a 400 libras, se la debió cortar manualmente al llegar a ese límite, al no cortar automáticamente. No se hizo y sobrevino la explosión por sobre presurización.

El herido muy grave y el leve, estuvieron esperando atención médica entre 30 y 40 minutos, cuando concurrieron al lugar 3 ambulancias y personal de Defensa Civil. En FADEA SA no existe ninguna ambulancia. A pesar de los reiterados pedidos de APTA, en la administración privada y estatal, para que se destine una permanentemente a la fábrica.

La empresa que deberia efectuar la verificación del compresor sería "Guía Laboral", es una de las tercerizadas que le presta servicios a FADEA SA. Quien o quienes son sus dueños y en que condición trabajaban para ella el personal de la fábrica que se accidentó, son respuestas imprescindibles que deben darse a los 40 millones de argentinos dueños de FADEA SA, que la mantienen con dineros de sus bolsillos.

Los trabajadores lesionados, son parte de un grupo de más de 200 ingresados en los dos últimos años, sin necesidad de mano de obra dado la paralización productiva de la empresa, y sin ser idóneos por su preparación y experiencia. La empresa intenta formar con ellos un sindicato títere adicto, que responda exclusivamente a sus directivas y repita el falaz relato oficial instalado desde el Ministerio de Defensa. Mintiendo permanentemente sobre lo que en verdad sucede y no sucede en FADEA SA. Su objetivo, expulsar a APTA de la fábrica, para impedir que siga denunciando y probando el vaciamiento, los negociados y la “venta de humo” sobre inversiones tan grandilocuentes como inexistentes, que el gobierno nacional ha generado y/o tolerado sistemáticamente desde la reestatización de la fábrica.

Un objetivo ignominioso e imposible, porque los auténticos trabajadores Técnicos Aeronáuticos de FADEA SA., son la voz y fuerza de APTA que nunca se acallarán ni se detendrán.

Los máximos y directos responsables del siniestro ocurrido en la fábrica de aviones de Córdoba, como de todas las irregularidades y abusos que APTA ha denunciado desde el 2009, son el Ministerio de Defensa, hoy a cargo del abogado Arturo PURICELLI, quien no ha puesto el mismo empeño para reactivar y desarrollar FADEA SA, que el que puso en el último año para duplicar su patrimonio personal declarado. Conjuntamente, con todas las autoridades que conducen FADEA SA, empezando por el contador ARGAÑARAZ. Un sujeto nefasto en la administración pública nacional, que defendió con ahínco el control y el vaciamiento de MARSANS en Aerolíneas Argentinas; e intervino en el viaje a nuestro país del tristemente célebre Antonini Wilson.

Pero FADEA SA ha sido reestatizada y el Estado nacional no es solo el Poder Ejecutivo. Ya es más que hora, luego de tres años, que los restantes poderes del Estado nacional y provincial, el legislativo y el judicial, asuman su responsabilidad institucional en el control, desarrollo y cuidado de la única fábrica argentina de aviones civiles y militares, FADEA SA, QUE SIGUE SIN FABRICAR NADA Y DÍA A DÍA SE DERRUMBA MÁS. A esos poderes y sus miembros la historia también los juzgará. Y los condenará, si son cómplices del silencio.

HOY TODA FADEA ES APTA, Y TODO APTA ES FADEA

Córdoba, Julio 24 de 2012.

Gabriel Morselli
Secretario Adjunto

Ricardo CIRIELLI
Secretario General

D'Onofrio 158 - (1702) Ciudadela - Buenos Aires - Argentina - Teléfono: +54 011 4653 3016/19/19
aviones@aviones.com
pie_linea
cartel_apta