intranet
buscador

CONFLICTO SALARIAL EN AEROLÍNEAS ARGENTINAS Y AUSTRAL: EL ÚNICO RESPONSABLE POR UNA MEDIDA DE FUERZA, SERÁ EL GOBIERNO NACIONAL


Luego de haber pasado siete meses desde el vencimiento del acuerdo salarial del año 2011, además de haberse vencido todos los plazos legales de nuestra conciliación obligatoria, la negociación salarial para la actualización en el presente año se halla estancada, por la acérrima e imprudente intransigencia de las autoridades empresariales.

La oferta realizada hasta ahora de reajuste, es absurda e inaceptable dada la inflación real vigente. Y, por ende, constituye una provocación para que las negociaciones se aborten, y se terminen desencadenando en medidas de fuerza.

Lo único que pretendemos los Técnicos Aeronáuticos, como todos los empleados de Aerolíneas Argentinas y Austral, es mantener el poder adquisitivo de nuestros ingresos, ya importantemente deteriorados por la inflación sufrida en nueve meses del 2012.

El Subgerente de nuestra Línea Aérea de Bandera y Austral y Viceministro de Economía Dr. Axel Kiciloff, declaró recientemente ante la Comisión de Presupuesto y Hacienda, citando al influyente economista inglés John Maynard Keynes sobre el cual es especialista, “los que más se perjudican por la inflación son los financieros (si sus rentas son fijas) no los industriales, que ven aumentado su producto”. Y, amplió, “Keynes decía que el movimiento obrero si está en condiciones de actualizar su salario por encima de la tasa inflacionaria, esta ha salvo del incremento de precios”

Keynes tenía razón. El Dr. Kiciloff no, en la actuales circunstancias argentinas.

Como bien señalaba en el Documento de Trabajo Número 5 de agosto de 2006 de CENDA (Centro de Estudios para el Desarrollo Argentino), un instituto de estudios económico y sociales formado por jóvenes investigadores, con gran solidez intelectual y rigurosidad profesional, que abogaban por un pensamiento crítico e independiente, que se titulaba: Las Causas de la Inflación en la Actual Etapa Económica Argentina: un nuevo traspié de la ortodoxia, “Como vemos, el problema de la inflación no es solo una cuestión técnica. Por el contrario, tal como quedó evidenciado en el caso argentino reciente, la inflación es un problema, pero lo es especialmente para aquellos que no pueden ajustar sus ingresos cuando los precios suben” “Los principales perjudicados son los trabajadores que ven caer el poder adquisitivo de sus salarios”

Posteriormente, el Documento de Trabajo Número 8 de CENDA de noviembre de 2008, llamado: Manipulación a las Estadísticas Públicas ¿Qué oculta sobre la situación de los trabajadores?, decía:

A partir de enero de 2007 se produjo en Argentina una intromisión del poder político en el funcionamiento del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC), sin precedentes. Esta intervención, que es de público conocimiento, ha sido denunciada por los trabajadores del INDEC y ha sido reflejada en reiteradas oportunidades en los medios masivos de comunicación. Desde ese momento, la grosera manipulación del Índice de Precios al Consumidor (IPC) supuso un duro golpe a la confiabilidad del sistema estadístico nacional, poniéndose en cuestión la veracidad del dato referido a la evolución de los precios. Con posterioridad, otras de las estadísticas elaboradas por el Instituto fueron también puestas en duda; entre ellas, la mayor parte de las necesarias para el análisis del mercado de trabajo”

“La destrucción de la confiabilidad de las estadísticas públicas –un hecho censurable en sí mismo- tiene graves implicancias en distintos órdenes. Vuelve prácticamente imposible el análisis objetivo de la realidad económica y social, incluso para quienes tienen a su cargo la implementación y seguimiento de las políticas públicas. Además, el ocultamiento de la verdadera magnitud de la inflación perjudica particularmente a los trabajadores, que han perdido toda referencia válida para encarar sus negociaciones salariales”

“La crisis desatada en el INDEC a partir de su intervención en enero de 2007 afectó, en principio y de manera directa, a los trabajadores de ese organismo, sometidos a diversas represalias (laborales y/o sobre sus ingresos) por haber denunciado la manipulación de las estadísticas. Pero la pérdida de confiabilidad de las estadísticas públicas perjudica también al resto de los trabajadores y a la sociedad en general. La abierta manipulación del IPC ha dejado a los trabajadores sin un dato esencial a la hora de negociar los convenios colectivos de trabajo

A la marcada asimetría que se suele presentar en dicha negociación (en tanto y en cuanto los empresarios conocen perfectamente sus costos y ganancias, datos que los trabajadores suelen desconocer) se agrega ahora la falta de otra información vital, como las variaciones en los precios de los productos que consumen los trabajadores”

“¿Con qué herramientas sus representantes podrían negociar salarios en las paritarias, si no conocen los costos, las ganancias y ni siquiera la inflación?”

Ambos documentos se hallan aún disponibles completos en la página de Internet de CENDA, y no solo amplían muchísimo lo citado, sino que lo fundamentan profusamente.

Keynes tenía razón, los trabajadores pueden a través de sus representantes sindicales actualizar su salario pero, para ello es requisito insoslayable que existan índices de inflación veraces y confiables. Lo cual, como los Documentos de Trabajo de CENDA denunciaron y demostraron irrefutablemente, cuando el Dr. Kiciloff uno de sus fundadores y referentes intelectuales lo integraba, no es así en la Argentina desde el 2007.

Hoy en día existen muchas variables o indicadores económicos, incluso desde el mismo Estado, que con su actualización desmienten la inflación del INDEC del 10%.

1) IVA: 25, 7%. Fue lo que aumentaron los ingresos fiscales por IVA entre enero y agosto de 2012, respecto del mismo período de 2011.

2) FACTURACIÓN SUPERMERCADOS: 26,6%. Es el aumento en su facturación en los primeros ocho meses del año, respecto de un año atrás.

3) AUMENTO SALARIO MÍNIMO (SMVM): 25%. Aumento porcentual dispuesto por el gobierno nacional, a través del Consejo del Salario Mínimo Vital y Móvil.

4) AUMENTO ASIGNACIÓN UNIVERSAL POR HIJO: 25,9%. Aumento dispuesto por el gobierno de la Nación.

5) AUMENTO JUBILACIONES: 31%. Aumento establecido a los haberes previsionales por el poder ejecutivo, mediante la Ley de movilidad obligatoria.

6) PROMEDIO DE INFLACIÓN CALCULADO POR PROVINCIAS INDEPENDIENTES A JULIO DE 2012: 22%. Los datos surgen de los Departamentos Provinciales de Estadística. No son de consultoras privadas. La metodología es la misma que proponía el Dr. Kiciloff desde CENDA, y que dicho instituto usó hasta mediados del 2011.

7) AUMENTO PARITARIAS 2012: 20%-25%. Es el rango de aumento de los gremios que ya cerraron sus negociaciones con sus respectivas empresas. Homologados por el Ministerio de Trabajo de la Nación

Lo cual demuestra, que la inflación anualizada actual en la Argentina es, como todos sus habitantes y funcionarios públicos bien saben, de alrededor del 25%.

Es grave, pero no por eso el país está por estallar. El Sol se puede ocultar con la mano, pero no hacerlo desaparecer. La realidad se la puede negar o tergiversar, pero no por eso se la puede cambiar.

Los Técnicos Aeronáuticos y los restantes trabajadores de las dos empresas, solo pretendemos preservar nuestro salario real de la corrosión de la inflación actual. No buscamos aumentar nuestro patrimonio en un año el 100%, ni en ocho el 900%.

Los Técnicos Aeronáuticos y los restantes trabajadores de ambas aéreas, somos clase media. Queremos y tenemos el derecho a seguir siéndolo. No por eso somos culpables de algo ni enemigos de alguien.

Los Técnicos Aeronáuticos y APTA creemos en el diálogo y la negociación para resolver todos los conflictos laborales y convencionales, es por eso que desde hace mucho tiempo venimos sosteniéndolos.

La conducción empresarial, que ha sido designada por el poder ejecutivo quien además aprueba todas sus políticas -como declaró la presidenta de la Nación en noviembre del 2011 en Aeroparque-, está apostando en cambio a la provocación y la confrontación. A la irracionalidad en lugar de la razón.

La Asociación del Personal Técnico Aeronáutico, tiene el deber como toda asociación sindical, de defender inclaudicablemente los derechos e intereses legítimos de sus colegas y representados. APTA, desde el inicio de la conducción que encabezo, jamás ha renunciado a hacerlo hasta las últimas consecuencias.

APTA seguirá apelando a todos los recursos gremiales, legales y comunicacionales posibles, para dar necesarias satisfacción a las justas demandas y reclamos que le plantean sus compañeros y afiliados. Una medida de fuerza será siempre el recurso último y obligado.

Si lamentablemente se lo debe utilizar, sepan los usuarios en especial y la sociedad argentina en general, que será porque el gobierno nacional se empeña en seguir privilegiando la irracionalidad sobre la razonabilidad; la arbitrariedad sobre la equidad; y, el abuso de poder, sobre el respeto de los trabajadores Técnicos Aeronáuticos.


Buenos Aires, 16 de octubre de 2012.


Ricardo Cirielli

Secretario General APTA


D'Onofrio 158 - (1702) Ciudadela - Buenos Aires - Argentina - Teléfono: +54 011 4653 3016/19/19
aviones@aviones.com
pie_linea
cartel_apta