intranet
buscador

COMUNICADO

NUEVAMENTE UNA MINORÍA VIOLENTA Y ANTIDEMOCRÁTICA, INTENTO IMPEDIR MEDIANTE ACTOS DE AGRESIÓN Y VANDALISMO, QUE SE ELIJA COMISIÓN ELECTORAL EN LA ASOCIACIÓN DEL PERSONAL TÉCNICO AERONÁUTICO.


Luego de los hechos del 21 de mayo pasado, cuando la agresión, el desorden continuo y el intento de votación fraudulenta por parte de una parcialidad minoritaria opositores a la conducción de APTA, obligaron al Ministerio de Trabajo a suspender la anterior asamblea para elegir Comisión Electoral, la conducción de la Asociación del Personal Técnico Aeronáutico decidió fijar una nueva convocatoria cumpliendo con todos los requisitos legales. Se realizó en un nuevo lugar de fácil acceso y mucha mayor amplitud, para dar más comodidad y seguridad a todos los afiliados que desearan concurrir a votar de buena fe.

La nueva convocatoria se fijó para el 08 de julio a las 11:00 hs. Los tres representantes del Ministerio de Trabajo dieron su conformidad al proceso previo al inicio. Por sus directivas, se permitió el ingreso a todos los afiliados debidamente acreditados hasta colmar la capacidad del salón. En forma pacífica se ocuparon los lugares por compañeros de distintas agrupaciones y sectores. Pasadas las 12 00 hs, los representantes del Ministerio de Trabajo consideraron que estaban dadas las condiciones para autorizar el inicio de la Asamblea y dieron su conformidad para hacerlo; como así también, la orden para el cierre de la puerta de acceso.

La asamblea comenzó con una numerosa presencia de afiliados debidamente constatados. Se procedió avanzar con la orden del día previamente notificada, pasándose a la votación de las mociones de cada uno de sus puntos. En cada uno de ellos se aprobó por amplia mayoría verificada por los representantes del Ministerio de Trabajo, incluida, la de la COMISIÓN ELECTORAL.

Finalizado el acto, se produjo el ingreso intempestivo de un grupo que con salvajismo y violencia inusitada jamás vista en la historia de APTA, se unió a otro que perdió la votación, comenzando a atacar a los participantes de la asamblea y los miembros de la Comisión Directiva de APTA. Arrojaron gas pimienta, revolearon sillas y pegaban con bolas de billar colocadas dentro de una media. Generando con su accionar una situación de confusión, desorden y pánico que forzó a salir corriendo a muchas compañeras y compañeros; y haciendo uso de una violencia brutal, que no discriminó en sus agresiones edades ni sexo. Hubo afiliados y miembros de la C.D. de APTA heridos y, también, pudo haber habido compañeros muertos. Ante dicha situación de enorme peligro, los representantes del Ministerio de Trabajo se vieron obligados a huir del lugar. Las filmaciones de los violentos y los actos de agresión y destrucción que perpetraron, atestiguan lo afirmado.

Nada más ajeno a los auténticos miembros de la familia de APTA, concebir y ejecutar semejantes ataques físicos violentísimos y ese vandalismo indiscriminado.

Quedó demostrado que la gran mayoría de los afiliados a APTA eligieron libre, voluntaria y democráticamente, su próxima Comisión Electoral. Fue un proceso terminado.

Es de destacar, algunos hechos altamente significativos: Muchos de los que ingresaron por la fuerza, rompiendo con vallas la cortina de acceso eran desconocidos que no pertenecían a APTA. Que en los alrededores al lugar de la asamblea había jóvenes autoidentificados como pertenecientes a la agrupación la Cámpora; y otros de la CTA oficialista de Hugo Yaski, pretendiendo entrar ilegalmente a la asamblea. Que la poca policía federal que había en lugar -solo se ocupaba que no se cortara la calle-, se fue y no intervino cuando los violentos empezaron a efectuar destrozos para ingresar.

También “curiosamente”, el día anterior a la asamblea algunos medios cercanos al gobierno ya publicaban declaraciones de la oposición, afirmando que se iban a producir disturbios. ¿Fue suposición o anuncio? Y, como para algunos la mejor defensa es el ataque, inmediatamente a la finalización de la asamblea representantes de la oposición a la conducción de APTA fueron, “curiosamente”, a los medios oficialistas C5N y CN23, a tergiversar lo sucedido “vendiéndola cambiada”. Cambiando su rol de victimarios a víctimas, como habitualmente hacen quienes cometen delitos, acusando al oficialismo de los actos extremos de violencia y del intento de fraude en la votación, que ellos mismos hicieron.

Ni el sindicalismo ni el Estado deben aceptar y convalidar la violencia como mecanismo de avasallamiento de la democracia sindical e imposición de la voluntad de una minoría por el imperio de la fuerza.

¿Qué sería de la vida sindical de APTA si esa patota de barras bravas matones y enajenados, accede al poder de nuestro sindicato? ¿Qué otra conducción se puede esperar de estos violentos, que una dictatorial, amenazadora, represora y perseguidora de todo afiliado que no se le someta a su poder y voluntad ? Como no hace demasiado se padeció en nuestro sindicato, por culpa de ocho dirigentes expulsados por asamblea, que ahora infundada e infamemente le reclaman al gremio más de 3 millones de pesos en concepto de VIÁTICOS.

Habría nuevamente una conducción totalitaria que sacrificaría a cualquier afiliado en beneficio de sus propios intereses y ambiciones, entregándolo al mejor postor. Sea la patronal, un partido político o un gobierno.

Durante los últimos 23 años de conducción gremial, en APTA prevaleció la más irrestricta libertad y democracia sindical. Todas la Comisiones Electorales y elecciones de Comisión Directiva, se realizaron con absoluta transparencia y democracia. Sin ningún reclamo de afiliados o de la autoridad del Estado. En el último mandato se renovó el 80% de la Comisión Directiva anterior.

LOS VIOLENTOS NO PUEDEN SER CONSIDERADOS COMPAÑEROS NI MIEMBROS DE APTA.



APTA HA SIDO DURANTE ESTAS DOS ÚLTIMAS DÉCADAS UN SINDICATO DE LA GENTE, NO PROPIEDAD DE LOS DIRIGENTES.



NUESTRA CONDUCCIÓN Y LA INMENSA MAYORÍA DE NUESTROS COMPAÑEROS Y AFILIADOS, TIENEN LA FIRME VOLUNTAD PARA QUE LO SIGA SIENDO. SIN GRIETAS. EN UNIDAD Y EN PAZ.



TODOS JUNTOS, JAMAS DEJAREMOS DE LUCHAR POR ELLO.



Ciudadela, julio 12 de 2015.

Consejo Directivo de APTA

Jorge BECCE

Secretario de Prensa



D'Onofrio 158 - (1702) Ciudadela - Buenos Aires - Argentina - Teléfono: +54 011 4653 3016/19
aviones@aviones.com
pie_linea
cartel_apta