intranet
buscador

ANEXO III - SALUD LABORAL

PROBLEMAS DE SALUD POR EL TRABAJO A TURNOS ROTATIVOS EN LOS TECNICOS AERONAUTICOS

Los efectos del trabajo a turnos sobre la salud, son el punto fundamental sobre el que recaen todos los estudios sobre este tipo de horarios. Es muy difícil mantener durante un largo período de tiempo un modo de vida que está en contradicción con cierto número de ritmos fisiológicos.

Las condiciones de trabajo constituyen un determinante muy directo del estado de salud de las personas.

La aparición de enfermedades profesionales o de accidentes de trabajo, entra en íntima relación con las condiciones de riesgo en que se desarrollen las actividades laborales.
Dentro de estas enfermedades laborales, podemos destacar el envejecimiento laboral prematuro; al respecto se destaca una publicación de la O.I.T (P. Cazamian), donde se hace mención de que cada 15 años de trabajo nocturno se ocasiona un envejecimiento prematuro de unos 5 años.
La influencia del horario de trabajo, y especialmente en los trabajos a turnos, supone un agravante directo sobre las condiciones de riesgo laboral preexistentes por:

· El aumento del tiempo horario, aumenta las probabilidades de exposición a los agentes físicos, químicos o biológicos, con los consiguientes efectos sobre las enfermedades profesionales.
· El aumento de fatiga laboral, por sobrecarga de trabajo (inadecuación de ritmos, tiempos, períodos de descanso, etc.) convierten a la persona en más vulnerable a la enfermedad y al accidente de trabajo (fatiga crítica).

La desactivación que experimentan las funciones orgánicas estando en su período más inferior por las noches, incrementa ese estado de fatiga al intentar superar esa limitación. Las alteraciones de los ritmos:

· Ocasionan directamente diferentes patologías, apareciendo en mayor o menor intensidad y variedad, en función de las tareas que entrañe el tipo de trabajo, los riesgos, y el propio sistema de organización.

· Afectan el sueño, por el hecho del cambio de horario y por el hecho de tener que dormir durante el día donde el sueño es menos reparador. A partir de los 40 años puede aparecer insomnio.

· Aparece fatiga, tanto muscular como mental. La fatiga muscular puede recuperarse con periodos de descanso adecuado pero el mental únicamente se recupera con el sueño. Específicamente con el periodo de sueño MOR (2), que es superior en el horario de noche e inferior en el resto.

· En relación con la fatiga aparecen también: cefaleas (dolor de cabeza), vértigo, deficiencias oculares, trastornos auditivos.

· Lesiones cardiovasculares: sobre todo coronarias: están estrechamente relacionadas con el estrés familiar y social por el desajuste en la inadecuación de los horarios respecto a las demás personas de su entorno.

· Diversos estudios referencian un aumento de morbilidad cardiovascular en el personal que trabaja a turnos.

· Alteraciones en los índices fisiológicos: afecta la frecuencia cardiaca, tensión arterial, el consumo de oxigeno, la temperatura, etc.

· Trastornos ginecológicos y hormonales.

· Patología gastrointestinal: surge una gran variedad en correlación con los horarios alternos. Entre las dispepsias, se destaca la incidencia de úlcera gastroduodenal. Las úlceras son el prototipo de enfermedades psicosomáticas (por disfunción de sistemas nervioso central).
Derivan de un conflicto entre los ritmos orgánicos y los ritmos laborales. Parece que los trabajadores que desarrollan trabajos a turnos rotativos, presentan una incidencia de úlcera, del doble al triple que los de jornada diurna normal. Afecta fundamentalmente a partir de los 5 años de trabajo a turno.
También se añade la relación con la alteración de los ritmos del apetito.

· Trastornos nerviosos: neurosis, ansiedad, depresión.

· Efectos en la terapéutica con medicamentos: porque la acción de un medicamento depende de la hora del día, modificando su eficiencia.

Las consecuencias de las actividades de trabajo, transcurren desencadenando un proceso de envejecimiento laboral prematuro. Paralelamente con la edad, queda más expuesto a las agresiones que supone el trabajo a turnos. Con el envejecimiento, disminuye la amplitud de los ritmos biológicos, y hay una mayor irregularidad tendiendo a acelerarse la oscilación intrínseca del reloj circadiano (1). Por eso a más edad, se tolera peor las alteraciones de los distintos ritmos por los cambios de turno rotatorios.

En efecto, el cuerpo se encuentra en su máxima capacidad durante el día; en un sentido, una especie de computadora electroquímica en el cerebro (hipotálamo) pone en marcha los procesos del cuerpo que activa durante el día y hace mas despacio en la noche.

El deterioro de la salud física puede manifestarse en primer lugar, por la alteración de los hábitos alimentario, y más a largo plazo, en alteraciones mas graves que pueden ser gastrointestinales, neuropsíquicas y cardiovasculares.

Las alteraciones digestivas manifestadas a menudo por las personas que trabajan a turnos se ven favorecidas por la alteración de los hábitos alimentarios.

Las alteraciones debidas a la desincronización de los ciclos circadianos digestivos pueden verse agravadas por el hecho de que los trabajadores suelen comer con disgusto por comer fuera de hora, sin la familia.

Las alteraciones más frecuentes que pueden darse en estos tipos de trabajos son:

Dispepsia (enfermedad crónica caracterizada por digestión imperfecta), gastritis, colitis, pirosis (ardor del estomago), digestión pesada, flatulencias, úlceras de estomago.

Puesto que el cuerpo funciona durante un estado desactivado en la noche, tiene menos capacidad de trabajo. Se disminuye las aptitudes físicas y los tiempos de respuesta son más lentos, las personas no ven tan bien ni piensan tan rápidamente ni con tanta exactitud. Esta lentitud expone a los trabajadores a mayores peligros de accidentes graves y aumenta la probabilidad de mayores errores en su trabajo. Todo esfuerzo por la noche exige más a un ser humano de manera que el equivalente total de trabajo por la noche requiere mayores esfuerzos que en el día.

(*) Extracto del trabajo de investigación sobre TRABAJO A TURNOS, efectuado por el Lic. En Psicología y Técnico Superior en Prevención de Riesgos Laborales, José Valencia Martín. México 2000.

(1) Ritmo Circadiano: ritmo de 24 horas que modula las funciones fisiológicas del cuerpo, y del comportamiento de los seres vivos.
(2) Sueño con movimiento rápido de ojos.

D'Onofrio 158 - (1702) Ciudadela - Buenos Aires - Argentina - Teléfono: +54 011 4653 3016/19
aviones@aviones.com
pie_linea
cartel_apta